Web Pragmática

Mientras cientos de bloggers, vloggers y conferencistas centran su atención en la web 2.0, otros intentan ir más lejos y empiezan a hablar de una próxima versión. Sin embargo, todos ellos ponen el énfasis en la web del significado, lo que conocemos como web semántica. Tags, etiquetas, categorías, folksonomías, sea cual sea el nombre que le pongamos, son en esencia, pequeñas estructuras de significado que aún no han sido del todo explotadas.

La web pragmática se me presenta como idea luego de ver un cortometraje de Simón Hergueta en el cual plantea una cuestión interesante (más allá de la fidelidad de los datos que presente):

“… hay 1015 conexiones sinápticas en el cerebro […] En el año 2019, habrá más de 1015 conexiones a Internet en el mundo. Entonces, esta es la cuestión: ¿podrá Internet convertirse en un gran cerebro artificial?”

Tal vez esa pregunta sea dificil de responder, al menos por ahora. Pero, si bien es cierto que la cantidad (de conexiones) no necesariamente hace a la calidad (de funcionamiento de un sistema), tampoco podemos dejar de lado que los rumbos que la World Wide Web está tomando permitirán a cada usuario hacer de su uso del browser una rica experiencia de aprendizaje… Pero, ¿aprendizaje para quién? ¿Para el usuario? ¿O para la web misma?

Los avances de la web 2.0 nos permiten “enseñarle” a nuestros sitios preferidos nuestras preferencias, los significados que atribuímos a ciertos contenidos, nuestra información personal, nuestras anécdotas más íntimas… Y, en un sentido más amplio, nuestra experiencia y nuestra conducta. En otras palabras, con cada clic estamos generando aprendizaje en un sistema que, a cada instante, se vuelve más inteligente y que, a diario, gana miles de inputs sensoriales más, léase: miles de usuarios más.

Ahora, ¿qué podrá suceder el día que la web conjugue sintaxis y semántica en pos de una pragmática, es decir, de obtener conducta propia?

En este blog propongo pensar una web diferente, a fin de conocer un camino que estamos andando sin darnos cuenta. Aquí me propongo ampliar la definición que Wikipedia da a pragmatic web y pensar más allá de los usuarios… Pensar en la posibilidad de la emergencia de una nueva forma de inteligencia que es producto de las miles de mentes que cotidianamente interactúan con un sistema que de a poco se va volviendo más humano.

Actualizaciones

Encuesta